ThunderX3 Baskonia, una temporada de Superliga Orange casi perfecta

 Adrián Romero,

No cabe duda de que la primera edición de la Superliga Orange ha resultado altamente provechosa para el club de ThunderX3 Baskonia. Si se tienen en cuenta otras competiciones, como la Copa El Corte Inglés o el Clasificatorio Español a Challenger Series, queda claro que el equipo no ha realizado una temporada perfecta. Sus resultados, no obstante, se podrían catalogar de satisfactorios en general dado que tan solo han caído en cuatro enfrentamientos de competición oficial.

La plantilla con la que Baskonia comenzó la temporada asustaba a más de uno. Talento, potencial y experiencia se aunaban para conformar uno de los mejores quintetos que se podrían obtener en una competición como la Superliga Orange. Se le llegó a denominar como “el equipo de las estrellas” antes de comenzar la temporada. Con la inauguración de la Superliga Orange en Tenerife, el conjunto vitoriano dejó algunos matices negativos que les acompañarían a lo largo de varios meses. El ajustadísimo empate que cosecharon ante The G-Lab Penguins en el Auditorio Adán Martín reflejó una falta de coordinación y entendimiento, en cierto modo comprensible dada la reciente formación de la plantilla. De todos modos, Baskonia trató de solventar estos errores en las siguientes jornadas.

Ante KIYF, uno de los rivales más correosos de la Superliga Orange, los carneros se llevaron los tres puntos en una serie de infarto. Jorge “Werlyb” Casanovas ya comenzaba a destacar en sus labores de splitpush, las cuales rescataron a Baskonia en más de una ocasión y le otorgaron al jugador el MVP de la temporada. Desde esta segunda jornada, los carneros entraron en una racha de victorias que les aupó hasta el liderato rápidamente. Con un Isaac PePii” Flores inconmensurable, no encontraban rival sobre la Grieta. Baskonia tomó la primera posición en apenas tres jornadas y, desde entonces, no la cedió.

Por desgracia, el club no tardó mucho en sufrir ajustes en sus filas. La salida de su flamante jungla, Jakub “Cinkrof” Rokicki, hacia el equipo de Origen dejó a la escuadra vitoriana sin uno de sus principales ejes de vertebración a partir de la quinta jornada. Alejandro “Iny4face” Méndez ocupó su puesto de forma temporal, hasta que llegó Luke William “Phurion” Brammer como sustituto de garantías. Lo cierto es que los resultados con este jungla británico nunca llegaron a convencer del todo. En su debut, Baskonia vio cercenada su racha de cuatro victorias consecutivas con un empate muy reñido ante el Valencia.

Lo más dramático de la salida de Cinkrof fue la proximidad con la que se avecinaba el Clasificatorio Español a la Challenger Series tras la primera vuelta de Superliga Orange. En la última jornada antes de dicha cita, Baskonia logró una cómoda victoria ante Origen ESP gracias, en parte, a un cúmulo de infortunios por parte de sus rivales. Aun así, la falta de comunicación con Phurion se hizo evidente en varios encuentros, especialmente en los más tensos. Por ello, el clasificatorio no fue, ni mucho menos, su mejor torneo. Aunque llegaron a la final de Sevilla tras derrotar a The G-Lab Penguins en semifinales, Baskonia ya no imponía su dominio en las partidas como acostumbraba con Cinkrof. Por este motivo, la contundente derrota que sufrió en ante KIYF sembró numerosas dudas sobre sus jugadores. Phurion, uno de los principales señalados tras este batacazo, abandonó el club días después.

De esta forma se produjo la llegada de Oskar “SelfMadeMan” Boderek, un desconocido jugador polaco que partía con la denominación de promesa. Alvar “Araneae” Martín también recaló en las filas baskonistas por aquellas fechas, principios de abril, para fortalecer la plantilla desde el puesto de entrenador. Su objetivo principal, llevar a Baskonia a lo más alto en Gamergy.

Por el camino surgió otra oportunidad para llegar hasta la ansiada Challenger Series: el clasificatorio abierto. Desafortunadamente para ellos, Nerv les derrotó en los cuartos de final. Desde el club eran conscientes, no obstante, de que las incorporaciones de Selfmademan y Araneae se habían producido de forma demasiado reciente y este objetivo se antojaba muy difícil para ellos en aquel momento.

Con el sueño europeo truncado, a Baskonia solo le quedaba demostrar su poderío en las competiciones nacionales de Superliga Orange y Copa El Corte Inglés. El equipo vitoriano decepcionó en la copa, donde sucumbió sorprendentemente en semifinales ante un Giants Only The Brave muy reforzado. Sus miras estaban colocadas, sin duda alguna, sobre Gamergy.

La segunda vuelta de Superliga Orange contó con una narrativa muy similar para los carneros. Sus victorias se producían de forma contundente en la mayoría de los casos, aunque también se sucedieron algunos empates fruto de su falta de determinación a la hora de cerrar las partidas. Además, Baskonia cosechó su primera derrota en competición regular ante G2 Vodafone. Esto no fue nada alarmante, pues se debió a una incomparecencia ocasionada por problemas de conexión en la casa de Vitoria.

La Superliga Orange apenas conoció a otro líder que no fuera ThunderX3 Baskonia. Tal fue su hegemonía que se proclamaron campeones de la fase regular en la duodécima semana de competición, con todavía dos partidos más por disputar. Selfmademan, que había mostrado cierta irregularidad en sus primeros enfrentamientos, se fue convirtiendo en un jugador a temer por la mayoría de rivales y Baskonia daba más miedo que nunca en los días previos a Gamergy. Por otra parte, la sinergia de KIYF se antojaba la única clave para derrotarles en la gran cita de Madrid.

Todos los pronósticos apuntaban hacia una épica final entre estos dos favoritos. Tanto carneros como ninjas habían firmado una temporada muy convincente y sus enfrentamientos directos habían arrojado resultados de todo tipo, por lo que la incertidumbre era máxima después de las semifinales: Baskonia y KIYF vapulearon a sus rivales por 3-0, por lo que se esperaba que llegasen a su máximo nivel de cara a la gran final.

Esta expectación, en cambio, se vio dilapidada con celeridad. Saltó la sorpresa tras el primer mapa de la final, ya que Baskonia se había mostrado muy superior y el conjunto ninja cometió errores atípicos. Los carneros no mostraron piedad alguna. Con un juego aún más perfeccionado, los siguientes dos mapas les coronaron como campeones de la Superliga Orange de forma totalmente merecida.

Líderes desde la tercera jornada, cediendo solo una derrota (en la que el equipo no pudo jugar) en toda la temporada. No cabe duda de que la Superliga Orange ha sido la competición de ThunderX3 Baskonia. El equipo ha flaqueado a lo largo de su recorrido y en otras competiciones, pero ha sabido enmendar sus errores y consolidarse de cara a la recta final. Quizás el conjunto vitoriano, sin la salida de Cinkrof, hubiese logrado todavía más éxitos, pero se trata de meras elucubraciones que nadie llegará a saber con certeza.

Por otro lado, se desconoce el futuro del proyecto baskonista. Por ahora, tan solo PePii ha movido ficha: jugará dos semanas en la Challenger Series turca. Parece que el jugador tiene pensados otros planes tras esto, y quizás no se encuentren cercanos a Baskonia. Al midlaner todavía le obsesiona competir a nivel internacional. Araneae, en cambio, aseguró que permanecería vinculado tanto a Baskonia como a sus jugadores, por lo que el grueso del proyecto se podría mantener.

Los chicos de ThunderX3 Baskonia aún rememoran su triunfo en Gamergy, pero sus miras ya están puestas en la próxima temporada y, sobre todo, en la Challenger Series. Lograr acceder a la competición europea sería, sin duda, lo que este equipo necesitaría para alcanzar la perfección en cuanto a objetivos.