La temporada de League of Legends, en diez momentos

 Adrián Romero,

La segunda temporada de Superliga Orange ha echado el cierre con un espectacular Gamergy como gran colofón final. Durante estos tres meses de intensa competición, hemos podido vivir todo tipo de acontecimientos y emociones: aditivos inéditos, momentos para la posteridad, tristes decepciones y finales no aptos para cardíacos.

Merece la pena repasar todo ello y así aprovechar el parón navideño hasta que la nueva temporada dé comienzo a finales de enero.

 

Barcelona Games World, punto de partida perfecto

La primera de las siete jornadas de competición que nos quedaban por vivir se disputó en Barcelona Games World, una línea de salida ideal que sirvió para presentar la Superliga Orange por todo lo alto. Más de 1700 espectadores pudieron disfrutar en la capital catalana de casi diez horas de vibrantes partidos en los que Giants Only The Brave, ASUS ROG Army y KIYF sumaron su primera victoria de la temporada.

 

El Cara a Cara, principal novedad de la Superliga Orange

Si en la anterior temporada Superliga On Tour había supuesto un punto de inflexión en la profesionalización de la competición, el Cara a Cara inaugurado en octubre sentó un precedente en la competición nacional. Los equipos protagonistas del último partido de cada semana viajarían a Barcelona para disputar su enfrentamiento de forma presencial desde los platós del grupo MEDIAPRO. Un acercamiento más hacia la máxima competición continental, la LCS.

 

Objetivo: acabar con el inmortal Minitroupax

Durante las primeras semanas, Giants dejó claro que no iban a mostrar piedad en ningún partido. A sabiendas de que el resultado más probable, visto el nivel de los gigantes, sería un cómodo triunfo a su favor, la emoción de sus enfrentamientos se concentraba sobre la figura de Amadeu “Minitroupax” Carvalho. El tirador no había cedido ni una sola baja en sus primeros partidos, así que la gran incógnita era saber hasta cuándo iba a poder conservar esta sensacional racha. El portugués se mantuvo indoblegable hasta su sexto mapa, disputado durante la tercera jornada de Superliga Orange contra ThunderX3 Baskonia. Minitroupax había acumulado 29 kills y 32 asistencias hasta el momento de su primera muerte en la competición. Sergio “Diamond” Martí fue su verdugo.


Una única Pentakill

Esta temporada tan solo hemos podido disfrutar de un asesinato quíntuple en los 57 mapas de fase regular que se han disputado durante los meses de octubre y noviembre. El protagonista de tal hazaña fue el tirador de MAD Lions E.C., Jesper “Jeskla” Klarin, justo en el partido en el que los leones comenzaron a despegar. En aquel momento Army, la víctima de esta jugada, ya acusaba varias debilidades.

 

Una pequeña mancha en el impoluto historial de Giants

Giants sufrió un pequeño tropiezo contra G2 Vodafone en la cuarta jornada: los actuales campeones cedían un mapa que les impediría presumir de haber contado cada partido disputado por victoria. Eso sí, el club malagueño no probaría el sabor de la derrota en ningún momento, lo que supone un hito memorable no obstante.

 

KIYF, abonado al empate

El que fuese finalista de la anterior temporada de Superliga Orange no ha firmado un buen papel en esta edición. KIYF contaba con un roster competitivo desde el inicio de la competición, pero la maldición de los empates le acompañó en cinco de los siete enfrentamientos disputados. Estos resultados, lógicamente, les dificultaron considerablemente el acceso a Gamergy y, a posteriori, les dejaron fuera de la fase final.

 

Finales de infarto por doquier

Varias partidas de esta edición nos han colocado al límite de nuestra frecuencia cardíaca. Equipos como MAD Lions, KIYF y G2 Vodafone nos han dejado desenlaces para el recuerdo.

 



The G-Lab Penguins, nuevamente equipo revelación de la temporada, amarró su preciada permanencia con una sufrida e inverosímil remontada contra ThunderX3 Baskonia. Por su parte, Movistar Riders y ASUS ROG Army protagonizaron la partida más larga de esta Superliga Orange (64 minutos de duración), que casualmente fue la última de la fase regular.


 

Nemesis, la revelación de la temporada

MAD Lions se tambaleó durante las jornadas iniciales de la competición. De hecho, llegó a colocarse penúltimo de la tabla al finalizar la segunda jornada. El mid laner Marek “Huma0id” Brazda no llegaba a encajar en la maquinaria de los leones, que se vieron obligados a gastar el último de sus cartuchos en Tim “Nemesis” Lipovsek. Bendito cartucho. El joven esloveno cambió por completo la dinámica de MAD Lions y el equipo comenzó a escalar posiciones sin mirar hacia abajo en ningún momento. Tal fue su progreso que lograron clasificarse a Gamergy en segundo puesto durante la sexta jornada, evitando así la lucha encarnizada de la última semana. Nemesis no bajó el listón en la fase final, sino todo lo contrario. Los leones estuvieron realmente cerca de derribar a los gigantes en la gran final, con un mid laner que rebosaba seguridad, talento y habilidad. Sin duda, este jugador es una de las promesas a tener muy en cuenta de cara al futuro.

 

Dos ambiciosos proyectos a medio gas

En toda temporada se producen alegrías y decepciones, aunque ello depende de los objetivos que cada club se proponga. ASUS ROG Army y Movistar Riders partían con dos proyectos de gran envergadura. El primero, con potentes estrellas en su roster. El segundo, con un amplio despliegue de plantilla, cuerpo técnico e infraestructura. Ambos sufrieron para clasificarse a Gamergy (lo lograron en la última jornada con KIYF y G2 Vodafone a su estela), pero ninguno llegó a la gran final de Gamergy, pues cayeron contundentemente en semifinales. Lo que podría haber sido un gran resultado para algunos, quizás para estos dos clubes sepa a poco vistas las pretensiones con las que partían. No obstante, tanto Army como Riders podrán redimirse en la próxima temporada.

 

ThunderX3 Baskonia, del cielo al infierno

Quién iba a decir que, después de proclamarse campeones de la primera edición de la Superliga Orange, ThunderX3 Baskonia iba a perder la plaza al concluir la segunda. El club se vio obligado a renovar su plantilla tras la salida de todos sus integrantes, y el roster que los carneros presentaron en septiembre suscitaba varias dudas. Pero nadie se esperaba que el equipo no fuese a sumar ni un solo punto durante las siete semanas de competición. Aunque su juego experimentó cierto progreso a mitad de temporada, la salida de Ignacio “Itsi” García, Adrián “Homi” Moldes y su entrenador Raúl “Rlocus” Fuentes terminó traduciéndose en el dicho de “peor el remedio que la enfermedad”. Baskonia perdió los 14 mapas disputados en fase regular y, a la hora de evitar el descenso contra eMonkeyz Club en Gamergy, el club vitoriano consumó su debacle. Los monos les robaron la plaza de la próxima Superliga Orange.

La máxima competición nacional regresará el 28 de enero desde el Auditorio de Tenerife Adán Martín, con una nueva temporada cargada de nuevas emociones. Por el momento, la Superliga Orange se toma un breve respiro. Toca disfrutar de las fiestas navideñas y recargar las energías para lo que está por venir.